viernes, 18 de abril de 2008

Crítica al mp3


El mp3, denominado antes Mpeg-1 audio Layer 3, es un formato digital de audio comprimido con pérdida, osea que es un procedimiento de codificación que tiene como objetivo representar cierta cantidad de información utilizando una menor cantidad de la misma, siendo imposible una reconstrucción exacta de los datos originales. Resumiendo menor calidad.


Las primeras patentes sobre este sitema se hicieron en 1986, pero no fue hasta 1995 en que Karlheinz Brandenburg, director de tecnologías de medios electrónicos del Instituto Fraunhofer IIS, perteneciente al Fraunhofer-Gesellschaft- red de centros de investigación alemanes, uso esta extensión para guardar ciertos archivos en su ordenador.


El mp3 ha sido el primer formato de audio popularizado gracias a internet, ya que facilitó el intercambio de ficheros musicales, un ejemplo fueron las empresas Napster y AudioGalaxy.


Con el tiempo el mp3 esta teniendo un pequeño declive e influye mucho el hecho de tener patente. Técnicamente no significa que su calidad sea inferior ni superior, pero impide que la comunidad pueda seguir mejorándolo y puede obligar a pagar por la utilización de algún códec, esto es lo que ocurre con los reproductores de MP3. Aún así, a inicios del 2007, el formato mp3 continua siendo el más usado y el que goza de más éxito. Por triste que suene¡¡


La compresión se basa en la reducción del margen dinámico irrelevante, es decir, en la incapacidad del sistema auditivo para detectar los errores de cuantificación en condiciones de enmascaramiento y elimina frecuencias de sonidos que el oido humano no puede escuchar, para mi todo un error, no lo escuchamos pero lo podemos sentir, basta mencionar un ejemplo de las frecuencias: para el oído no experimentado, o común, con 128 kbps o hasta 96 kbps basta para que se oiga "bien" (a menos que se posea un equipo de audio de alta calidad donde se nota excesivamente la falta de graves y se destaca el sonido de "fritura" en los agudos). En personas que escuchan mucha música o que tienen experiencia en la parte auditiva, desde 192 o 256 kbps basta para oír bien. La música que circula por Internet, en su mayoría, está codificada entre 128 y 192 kbps.


Otros formatos también afecta a la calidad del sonido, esta claro, en archivos de música cuanto más grande más calidad, en caso de ser la misma grabación, etc...


Con estos apuntes, no es necesario remarcar ni destacar que esta compresión, en la que se pierden datos, o sea frecuencias que en teoría la gran mayoria de las personas no escuchan, afecta claramente a la música,

¿que pasa?, para la gran mayoría de las personas la música se escucha en la radio, en el autobús, en el movil, es un mero entretenimiento, no un placer, poca gente aprecia el buen momento de ponerse unos cascos y estar en la cama relajado disfrutando de todo un ambiente musical, no me refiero a unos cascos del todo a cien o de los chinos, cascos de 50 a 100 euros, para el oido "medio" estos son suficientes, también lo puedes hacer sin cascos pero con un buen Hi-Fi. Pruebalo¡¡¡¡


Ventajas... muchas... aparentemente, caben más canciones, puedes descargar gratis.... para que, disfrutemos de la música no lo convirtamos también en un bien de consumo más, apostemos por la calidad, para mi un mp3 es como un alimento con edulcorante, con E330, con acidulante y espesante.


Os propongo un experimento, conseguid un vinilo o a alguien que tenga un vinilo de Pink Floyd, por ejemplo, "The Wall", escuchadlo en vinilo, luego en cd y luego en mp3, cuando lo hagais no tendreis que leer nada más. Buena suerte.


Chi para todos, y arriba los formatos de calidad, aunque en vez de 500 canciones cojan 50 en tu aparatito portatil.


3 comentarios:

Sergio Prieto dijo...

Non sei como o vedes vós, pero a min paréceme que o modo de vida acelerado que se nos vén impoñendo dende hai tempo fai que non nos paremos a pensar, mellor dito, a escoitar, música cun son de calidade. Supoño que a perda de calidade tamén se produce ao gravar CD's. Unha dúbida: o formato AAC dos Ipod's tamén reduce
a calidade? Saúdos.

Efraím Díaz dijo...

Advanced Audio Coding

El Advanced Audio Coding (AAC) es un formato de audio digital comprimido con pérdida. Fue diseñado con el fin de reemplazar al MP3. Para un mismo número de impulsos por segundo (bitrate) y un mismo tamaño de archivo MP3, el formato AAC es más estable y tiene más calidad, produciendo un sonido más cristalino.

Se trata de un formato en propiedad, pero utilizado por multitud de aplicaciones como Ahead Nero, iTunes (como m4a), Winamp, etc.

Características

Este códec está orientado a usos de banda ancha y se basa en la eliminación de redundancias de la señal acústica, así como en compresión mediante la transformada de coseno discreta modificada (MDCT), casi igual que en el caso de MP3. Sin embargo, permite emplear frecuencias de muestreo desde los 8 Hz (hercios) hasta los 96 KHz (MP3 sólo soporta desde los 16 Hz hasta los 48 KHz). Además soporta un máximo de 48 canales independientes, lo cual lo convierte en un códec apropiado para sonido envolvente (Surround) avanzado.

En general, al ser una tecnología más moderna que MP3, AAC es más eficiente en casi todos los aspectos y se espera que, con los años, suceda que este formato digital, sea el más utilizado.


“Convierte tus ficheros de audio MP3 al formato AAC”
Por Equipo de Softonic

El formato AAC, a.k.a advanced Audio Coding, es un nuevo formato de compresión de audio MPEG-4, un algoritmo de compresión mucho más sofisticado que el popular MP3, con una calidad de audio superior y un tamaño final más compacto. ¿Si no lo ves, no lo crees? Pues te desafiamos con el Ovolab AAChoo, un conversor de MP3 a AAC que da la talla frente a sus homólogos.

Ovolab AAChoo ofrece una interfaz metálica con un acceso directo al panel de control, que servirá para ajustar los parámetros de conversión de nuestros ficheros MP3 (bitrate, mono o etéreo, respuesta de frecuencia, etc.) a AAC. El proceso de conversión es tan sencillo como arrastrar y soltar los ficheros encima de la interfaz de AAChoo; el programa conservará toda la información de los tags ID3 y no necesita QuickTime Pro.

La compresión AAC ofrece una tasa de compresión y una calidad de escucha que rivaliza con formatos de audio tan populares como el clásico MP3, y hasta con el formato de audio CD no comprimido. Además de reducir el tamaño de tu librería iTunes, obtendrás un mayor control sobre la compresión AAC.

Opta por la forma más rápida de convertir ficheros MP3 a AAC, actualizando al mismo tiempo tu librería iTunes de forma automática, con los nuevos ficheros generados, sin necesidad de buscar por duplicados o rediseñar tus listas de reproducción. A continuación, conecta tu iPod, actualiza y disfruta.

Requisitos mínimos del sistema:

* Mac OS X 10.2 o superior
* QuickTime 6.0 o superior

Anónimo dijo...

Mejor usen el formato FLAC, que es un formato libre de patentes y es sin perdida de calidad, suena exactamente igual que el cd original , el formato mp3 es la peor mugrosa porquería que existe.
Tengo toda mi núsica en FLAC