jueves, 22 de mayo de 2008

Amor en negativo

¿Es posible que nos neguemos inconscientemente a ser amados, que nos saboteemos a nosotros mismos para evitar que los demás nos quieran, mientras de forma consciente buscamos ser amados? Es no solo posible, si no muy probable que tod@s lo hayamos hecho alguna vez. Vamos a ver en qué consiste esta paradoja, para hacerla consciente y liberarnos de nuestros propios sabotajes.

Hay psicólogos que manifiestan (y yo estoy de acuerdo con ell@s) que casi todas las emociones negativas, las que nos hacen sufrir y nos incomodan, son aprendidas, pero que la tendencia natural del ser humano es ser feliz y despreocupado.
Estas creencias y actitudes adquiridas nos condicionan a veces para que no lo seamos.

El amor negativo viene de haber sentido que sus padres no reconocieron al hij@ como quien era realmente, sino que se dedicaron a educarlo como quien debía ser (muchos padres y madres lo hacen, si os fijais un poco lo veréis casi cada día: "Que mala eres", "no te comportas igual que tu hermano", "así no llegarás a nada", "si te portas mal los demás no te querrán"...).
Desde ahí la persona se desconecta de su propio ser y empieza a trabajar -desde pequeñit@-, para satisfacer las expectativas de los padres, o quizás para rebelarse y ser lo opuesto a aquello que se esperaba de él.

Tal vivencia genera una paradoja emocional: "soy querible en tanto no sea yo, y sea lo que los demás esperan de mí". Tal condición queda grabada en el plano emocional y hace que, en nombre del amor, las personas se sometan a los demás, acepten chantajes para ser amados y se dejen manipular. Esas personas sienten que sus propias sabidurías son algo de lo que se deben desvincular. De esta forma es como somos entrenados en vivir mal.
El adulto mira al niñ@ como alguien que no sabe nada y a quien hay que educar. No se mira al niñ@ como a un ser que llega a este mundo sabiendo muchísimo y que lo único que no sabe es el código para expresarlo. Los celtas creían que l@s niñ@s nacían con una gran sabiduría, que se iba perdiendo a medida que se crecía.


En la vida adulta, para recuperar la conexión con uno mismo, lo primero es tomar conciencia de que todo aquello que es negativo para la propia vida fue aprendido. Claro que abrirse a los recuerdos implica dar paso a un cúmulo de emociones que en nuestra cultura son definidos como "negativas": la rabia, el dolor, la culpa, el odio, la venganza... vivencias que un niño experimenta cuando se siente maltratado o no tomado en cuenta, pero que muy pocas veces puede expresar.
Aprendemos desde muy pequeños a reprimir emociones. Pero cuando se liberan, vuelven los recuerdos y la persona empieza a darse cuenta de que, en realidad, todo lo que le pasa en su vida adulta, lo que se repite o le ocurre a pesar de sí mismo, fue aprendido.


Cuando somos víctimas del amor negativo, solemos tener nuestro intelecto dominando nuestras vidas. Así, queremos resolver todo desde la cabeza, pero el intelecto siempre necesita experiencias viejas para saber como seguir.
En cambio, nuestra parte emocional, la espiritual y nuestro cuerpo tienen mensajes, idiomas, percepciones rápidas y adecuadas para todas las situaciones desconocidas, que nos hacen sentir seguros. Sin dejar al intelecto afuera, sino ocupando su justa proporción, necesitamos recuperar los aspectos que están relegados e integrarlos para conformar un ser íntegro. Este trabajo de integración requiere un fuerte hincapié en la apertura de lo emocional, que también es el camino hacia lo espiritual. Hay que dejarse guiar por la intuición, las sensaciones, la parte espiritual, con más frecuencia.

Cuando la persona recupera ciertos derechos, por ejemplo el derecho a enfadarse por aquellas cosas que le hicieron daño, recupera el derecho a autoafirmarse en la vida, porque la rabia es una emoción muy saludable para los seres humanos en tanto pone límites y ayuda a avanzar, a ser audaz, a despegar. Lo que nos asusta de la rabia son las formas inadecuadas de expresión; pero habitualmente se termina reprimiendo la emoción y no las formas inadecuadas, porque los padres no conocían otras formas. Cuando la persona recupera esos derechos, ocurre que de pronto está integrado.

A diferencia de nuestro intelecto, que precisa tiempo para comprender, analizar, elaborar... lo emocional no, solo necesita quizás abrir nuevas formas de comunicarse contigo, y de expresarse a los demás. Allí donde se abre la experiencia emocional, la persona empieza a recibir mensajes de qué le hace feliz y qué no, qué forma parte de su yo y que no. Así nos damos cuenta de quiénes no somos, rompemos con una serie de creencias, prejuicios y valores mal entendidos y desde lo emocional captamos que somos dueños de un amor sin condiciones, con una capacidad de amar, compadecernos y perdonar a los demás y a nosotros mismos que nos hace muy poderosos. Realmente no necesitamos que los demás nos digan cómo debemos ser, sólo nosotros lo sabemos, y somos dueños de realizarnos y desarrollar las potencialidades que TOD@S llevamos dentro.


Creo queberíamos aceptar y respetar incondicionalmente a todo el mundo, empezando por nosotr@s mism@s, sin intentar chantajear emocionalmente ni hundir a nadie. La vida luego se encarga de unir o distanciar a los que no encajan,a los que no te dejan crecer siendo tú mism@.



3 comentarios:

Efraím Díaz dijo...

Que importante es la familia, creo que se deberían de hacer cursos y más escuelas para padres, cambiaríamos muchos problemas de facil muy facil solución. Oye Marta me ha encantado este blog, denso, ojala algun dia llegue a escribir con tanta profundidad, que siempre me voy por las ramas. Un beso y Chi para todos.

mabel dijo...

Me parece realmente exquisito como has desarrollado este teme tan espinoso...y al describir lo que no es amor,parece que te hace entrever lo que pueda ser de verdad el amor.Gracias por ayudar a desempolvar tanta "carga",y así poco a poco ir sintiendonos más livianos en este camino que pienso va directamente al corazón propio y a la vez al de cada ser humano.

mujeria dijo...

EFRAIM ESTOY TOALTMENTE DE CUERDOCCON LA FORMACION DE LSO PADRES ES imprescindible, FORMAO PARTEDE UNA ASOSCIACIÓN eDUCACIÓN Y DIÁLOGO, QUE TIENE ESE TRABAJO PRIORITARIO, HACEMOS ACTIVIDDES EN COLEGIOS. SE ESTÁ TRABAHANOD EN LA WEB. HAY UNA MUY BUENA
www.serpadres.net da mucha foramción e información...