jueves, 5 de junio de 2008

Decálogo para formar a un joven delincuente

Este es el título de un texto extraído del libro "Reflexiones de un juez de menores" de Emilio Calatayud. El vídeo está en http://es.youtube.com/watch?v=gOhzaM48mwA.

No voy a añadir nada más, está perfecto. Tomemos nota los que podamos ser madres/padres en el futuro, o los que lo sean ya.


Comience desde la infancia dando a su hijo todo lo que pida. Así crecerá convencido de que el mundo entero le pertenece.



No se preocupe por su educación ética o espiritual. Espere a que alcance la mayoría de edad para que pueda decidir libremente.



Cuando diga palabrotas, ríaselas. Esto lo animará a hacer cosas más graciosas.



No le regañe ni le diga que está mal algo de lo que hace. Podría crearle complejos de culpabilidad.
Recoja todo lo que él deja tirado: libros, zapatos, ropa, juguetes. Así se acostumbrará a cargar la responsabilidad sobre los demás.



Déjele leer todo lo que caiga en sus manos. Cuide de que sus platos, cubiertos y vasos estén esterilizados, pero no de que su mente se llene de basura.



Riña a menudo con su cónyuge en presencia del niño, así a él no le dolerá demasiado el día en que la familia, quizá por su propia conducta, quede destrozada para siempre.



Dele todo el dinero que quiera gastar. No vaya a sospechar que para disponer del mismo es necesario trabajar.



Satisfaga todos sus deseos, apetitos, comodidades y placeres. El sacrificio y la austeridad podrían producirle frustraciones.



Póngase de su parte en cualquier conflicto que tenga con sus profesores y vecinos. Piense que todos ellos tienen prejuicios contra su hijo y que de verdad quieren fastidiarlo.

4 comentarios:

Efraím Díaz dijo...

Hola, me gustan este tipo de articulo, ya hacía tiempo que no se veía uno en este estilo, espero que la Doctora Marta siga con sus criterios....

Besos.

mabel requeijo dijo...

Este articulo habria que fotocopiarlo al por mayor y entregarlo a la salida de los coles, a los papás y mamás de los nenes,seguramente esos mismos papás y mamás dirian:"yo esto no lo necesito,pues mi hij@,no es así"

Marta dijo...

Sí, Mabel, que razón tienes! Yo tambien pensé en entregarlo en guarderías, aunque solo un padre o madre lo tuviera en cuenta, ya sería algo.
Besos.

Marta dijo...

Gracias, Efra, la verdad es que son temas que me interesan muchos, algo más escribiré pronto.
Un beso!