domingo, 13 de julio de 2008

Intuición en la sociedad actual

"La intuición y no la razón atesora la clave de las verdades fundamentales".Buda.
En la sociedad actual, la sociedad cada vez más digital, la intuición se abandona por completo, no es valorada, "no aporta nada". Para mi es triste que esto ocurra, todas las personas disponen de ella, pero, no la desarrollamos, hagamosle caso a nuestros instintos y como no a nuestros conocimientos adquiridos sobre una materia. Todo influye, pero en la vida actual, tan rápida y consumista, casi no da tiempo a detenerse en esas sensaciones que nos harian ver lugares de poder, evitar accidentes, alejarnos de los lugares contaminados con cosas que no se ven, y un largísimo etc...

Esta sociedad es tan racional..., tan esquemática, ser intuitivo es ser creativo, dejarse llevar, aprender que sensaciones son buenas y cuales malas, cualquiera de nosotros, sin necesidad de ser videntes, experimentamos alguna vez en la vida ráfagas de comprensión intuitiva.

En psicología y las ciencias cognitivas, se le llama intuición al conocimiento que no sigue un camino racional para su construcción y formulación, y por lo tanto no puede explicarse o, incluso, verbalizarse. El individuo puede relacionar ese conocimiento o información con experiencias previas, pero por lo general es incapaz de explicar por qué llega a una determinada conclusión. Las intuiciones suelen presentarse más frecuentemente como reacciones emotivas repentinas a determinados sucesos o sensaciones que como pensamientos abstractos elaborados.

Algunos teóricos creen que la intuición es un conocimiento inconsciente que pese a no ser un conocimiento racional, se sabe que la intuición influye en la manera en que se elaboran estructuras tan racionales como el conocimiento científico, pero este conocimiento científico niega todo tipo de intuición y solo rinde su respeto hacia los datos y sus estudios científicos..

En general se le llama serendipia al conocimiento previo sin justificación racional, de que cierta labor científica va a generar resultados interesantes. La serendipia, pese a ser intuición propiamente dicha, está directamente relacionada con el nivel de conocimiento que tenga una persona sobre el tema de estudio. De modo que muchos la explican simplemente como experiencia.

La intuición puede ser considerada como una manifestación del instinto en los seres humanos. Existen, además, técnicas como la relajación y la visualización, o circunstancias especiales, como el estado de duerme-vela, revelaciones oníricas o situaciones de tensión, en que las defensas del ego racional descienden y somos más receptivos. Cada vez que una corazonada nos impele a actuar de forma inmediata o captamos un presentimiento que después se revela cierto, sentimos la urgencia de llamar por teléfono a alguien a quien no vemos desde hace tiempo y entonces descubrimos que necesita nuestra ayuda, o bien tomamos una difícil decisión que luego se confirma positiva, estamos siendo intuitivos. Algunas personas dicen "no sé cómo, pero lo sabía."

¿Quien no ha experimentado alguna vez esta sensación?: de repente se te viene una persona a la cabeza, piensas en esa persona y al cabo de 1 dia o 2 dias, o incluso menos, esa persona con la que no tenías contacto hacía mucho tiempo aparece por casualidad...

Otra situación: te cruzas con alguien por la calle y de repente os miráis y te da una sensación de que ya conoces a esa persona..., de otra vida?, la viste en otro momento?... cada uno interpreta estos momentos como puede o como su mente más o menos cuadriculada por la sociedad le deja.

Hay cuatro métodos básicos en que se manifiesta el pensamiento intuitivo: psíquicamente (cuando se "olfatea" un peligro inexistente hasta el momento), emocionalmente (atracción o rechazo inmediato por alguien), mentalmente (solución instantánea de un problema intelectual) y espiritualmente (cuando se produce una iluminación o una revelación).

En realidad, filósofos, músicos, artistas y científicos de todos los tiempos, desde Arquímedes a Einstein, pasando por Newton, deben a su intuición importantes descubrimientos o la inspiración de sus mejores obras. Por citar algunos de la larga lista recordemos a Gustav Mähler, quien afirmaba: "yo no elijo lo que compongo, lo que compongo me elige a mí"; a Einstein, quien llegó a decir que "a la hora de hacer ciencia lo único valioso es la intuición"; o Dalí, que esperaba siempre para pintar "el momento en que se produjera el delirio de lo instantáneo, a través de una actitud activa sistemática y sabia ante los fenómenos irracionales".

Pero, aunque se establezca que la inteligencia intuitiva es innata en todos nosotros, que tiene un sitio en nuestro cerebro y nos advierte mediante la química, aún queda un misterio sin resolver: ¿de dónde viene la información que se genera durante este tipo de percepciones? ¿Se originan en nuestro inconsciente o fuera de nosotros? ¿Se trata de una inspiración divina, de una conexión con la energía universal? Tal vez nuestro concepto sobre lo que es interno y externo son obsoletos.

Os dejo, que experimenteis mucho, solo añadir que personalmente en el último año sobre todo, se me ha despertado un lado muy intuitivo y que coincide con un lado también muy creativo, coincide con tormentas de ideas que se agolpan en mi cabeza, con sensaciones sobre personas y lugares, etc.

Para despertarme esto, me ha ayudado mucho leer, leer sobre el tema y hacer ejercicios sobre creatividad e intuición. Os recomiendo sobre todo que leais el libro de "Las nueve revelaciones" de James Redfield y luego continueis con otro libros el mismo autor. También la película de Amelie, aunque triunfó, me despertó el gusanillo por estos temas.

Os dejo, y espero que os abráis a las percepciones y a los sentidos tan dormidos y abotargados por esta sociedad digital.

1 comentario:

Marta dijo...

Estoy de acuerdo con lo que dices. Personalmente, tengo tendencia a ser demasiado racional, y la verdad es que las veces que me guío por la intuición es raro que me equivoque. Solemos acertar bastante cuando hacemos caso de ella. Y si no, acuérdate de como nos conocimos ;-)
Hay que dejarla aconsejarnos más a menudo.
Un besiño.