sábado, 19 de julio de 2008

Sexo tántrico


El sexo, como tantas otras cosas en esta sociedad se está banalizando. Se vincula a la noche, al alcohol, al tabaco, una forma que es la mayoritaria al intentar practicarlo con alguien desconocido o con quien tienes poco trato. La mayoría de las personas no se atreverían en una situación de la vida diaria, a proponer ciertas cosas que se proponen con la desinhibición de las “drogas” (duras o blandas).

Nada más lejos del concepto del sexo tántrico, donde se le da importancia a la conexión energética con la persona, a un ambiente limpio y tranquilo, la no búsqueda de tu propio placer de la forma más rápida posible, la infinidad de posturas que se cambian, hacerlo con muchas personas o con una sola, la no eyaculación del hombre en los taoístas e incluso el control sobre las fases de la luna y la hora del día en las cuales se sufre una perdida menor de energía al practicar el sexo.

Una forma desde luego muy lejana de lo occidental de practicar el sexo, venida de siglos y siglos de escritos, cosa que en occidente no existe, o no se ha querido destapar por otro tipo de intereses. Lo que está claro es que tampoco en oriente todo el mundo practica de esta forma el sexo, es quizá algo muy minoritario, extendido entre los taoístas sobre todo, los cuales ven el coito masculino como una forma de perder energía si se eyacula y la mujer siempre la gana. De hecho hay una leyenda sobre mujeres, las “mujeres tigresas”, que le roban la energía a los taoístas haciéndoles eyacular por medio de felaciones (tocar la flauta de jade) …

Es imposible narrar lo que representa el sexo tántrico en unas cuantas líneas, os he arrojado un poco de luz, para quien esté interesado lo mejor es buscar un libro, leer, encontrar a alguien con quien se tenga mucha conexión y confianza y sobre todo practicar mucho. La finalidad no es eyacular y alcanzar el orgasmo, eso viene solo, no se debe buscar, hay que conocer los cuerpos, mover las energías y eso es suficiente para tener una relación plena, sin necesidad de competiciones…

4 comentarios:

Sergio Prieto dijo...

A verdade é que nunca pensara neste tema, pero lendo isto, eu non vexo que, nesta sociedade, o sexo teña unha función concreta nin que con el se busque coñecer mellor a parella. Isto son só impresións miñas, pero espero equivocarme. Saúdos.

Efraím Díaz dijo...

Para mi el sexo esta planteado en la sociedad como una forma bastante primitiva de liberar tensiones... No tienen, claro que no ninguna funcion..., es mas no se ve ni como un acercamiento con otro seres humanos. Deberia ser un acercamiento a otras personas una forma de crear amor... energia positiva... no una forma de malrollo e intereses...

Mabel dijo...

Nacemos de una relación (sexual,cuanto menos!)somos energía sexual desde que venimos a este mundo,es nuestra energia vital...pero muchas veces nos empeñamos en no asumirlo,con toda la transcendencia que ello tiene.Somos un "Alma" que recorre un Cuerpo,porque no?hacerlo visible,dinámico,juguetón,alegre,lleno de Vida y plenitud.Con respeto y amor,pienso que todo es posible,no os parece?

Marta dijo...

Estoy de acuerdo, con respeto y amor, el seox no debería tener límites. Es jugar, pero de mayores: es divertido, educas los afectos, aprendes a compartir y a dar...
Desde luego, el sexo tántrico son palabras mayores, hay que ir acercándose poco a poco y practicando, es de lo más gratificante, y da un sentido espiritual al sexo.
Pero eso, a mucha gente, le sonará a chino. Hay que buscar más la espiritualidad y lo místico (que no es la religión necesariamente para dar más sentido a la vida. La vida es más sencilla de lo que parece si nos guiamos por esa intuición espiritual, en el sexo y en todos los aspectos de la vida.