martes, 19 de agosto de 2008

SANACIÓN POR EL MASAJE (Cuento)
Había una mujer que no se llevaba bien con la suegra. La odiaba tanto que decidió ir a un brujo para envenenarla y así que se muriera sin que nadie sospechara.El anciano aceptó y le dió un aceite para que la visitara todos los días y con el pretexto de tomar el té, le diera un masaje, y le pidió que volviera a los 30 días.La mujer hizo lo que el anciano le dijo y visitó todos los días a su suegra con el pretexto de tomar el té, a los l5 días la mujer volvió a visitar al anciano, él preguntó como le había ido, y la sorpresa (no para el anciano) fue que ya no quería que su suegra muriera, en estos días se había dado cuenta que la suegra no era lo que ella creía y había aprendido a quererla.El anciano era un sabio guru, y sabia que el poder del tacto era tan grande! que sana tanto a quien lo da, como al que lo recibe!(Cuento Hindú)

1 comentario:

Marta dijo...

Me ha gustado mucho el cuento, Mabel.
Cuánta sabiduría encierra, y cuántas implicaciones tiene...
Un beso!