martes, 7 de octubre de 2008

Nuestro ombligo

Ayer por la noche, en la tertulia de Punto Radio, ecuché algo interesante y novedoso para mí.
Venía a decir uno de los periodistas (creo que era el director del programa, pero no estoy segura), que le sorprendía negativamente que estuviésemos tan muertos de miedo por la crisis (criticaba el uso de la palabra "pánico" en muchos medios), y sin embargo nadie mostrara alegría por el doble Nobel que se les ha concedido a los científicos que han investigado el virus del Papiloma y el VIH.
El locutor decía que el verdadero pánico es el que podían sentir las personas afectadas por estas enfermedades, o queienes van a morir de hambre en África, y no la posibilidad de perder algunos de nuestros ahorros o el hecho de que no podamos comprarnos un coche nuevo por la crisis. Se sorprendía de que fuéramos tan egocéntricos como para estar aterrados por la crisis y no darnos cuenta de que hay cosas peores en la vida, y también cosas muy positivas, como estos descubrimientos que salvarán la vida a mucha gente y mejorarán la de otros muchos.
Ojalá hubiera más periodistas que transmitiesen esa visión de la realidad, en lugar de centrar la noticia en lo negativo, y nunca proponer reflexiones subjetivas.

¿Qué creéis?
¿No pensáis que a veces nos preocupamos más porque no vamos a poder hacer un viaje de fin de semana que nos apetecía, que porque un amigo/a se haya quedado en el paro?
¿O que nos causa más malestar no poder ir a pasear al campo porque llueve, que ver que un familiar está preocupado o triste por algo? ¿O que nos satisface más comprarnos un pantalón nuevo que ver la alegría de nuestra pareja porque ha conseguido solucionar algo que le preocupaba mucho, o ha alcanzado un logro para él/ella muy importante?
Reflexionemos sobre lo que de verdad nos importa, sobre lo que es superfluo y lo que es imprescindible para nosotros/as, sobre quién nos importa de verdad y quién no. Y dejemos de mirarnos el ombligo alguna vez para ver qué tal siguen los demás por ahí fuera.

4 comentarios:

Efraím Díaz dijo...

La verdad tienes toda la razón, y es que nos bombardean toda la vida con noticas negativas y/o superfluas. Una cosa curiosa pasó el otro día en un telediario de una cadena grande, estaban hablando de la posibles extinción de las abejas.... tema muy grave y serio y justo despues se ponen a hablar de una pasarela de modelos.

Parece que las únicas buenas noticias son los desfiles de moda, algun músico que saca disco, un deportista que gana algo....

A veces nos pasa hasta en este blog....

Te doy toda la razón, Marta, besitos¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

Marta dijo...

Sí, las abejas, otro daño colateral de las antenas de telefonía móvil.
Creo que fue Einstein quien dijo que cuando desaparezcan las abejas, los humanos sobreviviremos solamente 2 años más, porque mantienen el equilibrio medioambiental.

Me gustaría un telediario o un periódico solamente de buenas y/o neutras noticias. Sería una nueva experiencia, enterarse de las noticias negativas de pasada, y recrearse con las positivas.
Eso te dejaría un buen humor cada día...

mabel dijo...

Animo a tod@s!!! a practicar algún deporte, a bailar, a sentir el cuerpo, la respiración,a mover el vientre, a dejarse llevar por la alegría de una buena música,si estamos por la labor, pienso que ste mundo podrá cambiar para mejor...Nos falta Fuerza, Pasión,Alegria...y como decía Trecer(Locutor de radio de Radio 3)buscar la Belleza(lo único verdaderamente importante en este"miserable"mundo)...personalmente,cada vez entiendo más esa frase:es bello ver sonreir a un niño,a una madre que besa,a un amigo que te sonrie cómplicemente,encontrar a alguien que no veías hace tiempo...pero que lo quieres con todo el corazón...Besos y abrazos de colores.

Marta dijo...

Eso, hay hacer cosas que realmente nos gusten y nos den alegría.
Lo de hacer deporte y bailar es algo que te pone de muy buen humor, te da energía, y te ayuda a ver las cosas de otra manera.
Os animo a que investiguéis y descubráis aficiones que os alegren el día y os entusisamen, como la danza oriental (una verdadera maravilla y todo un descubrimiento para mí), el tai chi, algún deporte... y las practiquéis en lugar de ver los telediarios! (Y para mí es mucho mejor informarse a través del periódico o de la radio, que por la televisión).

¡Un beso para los dos, y a seguir con vuestras aficiones!