martes, 28 de octubre de 2008

"Sentidos en esta sociedad"


El otro día estando en el C.A.P pusieron una frase de una periodista que decía:

Actualmente se oye pero no se escucha.

Luego esta perdiodista relacionaba eso con noticias que trastocan los periodistas, cosas que sacan de contexto, para mi no significaba eso solo, me hizo pensar más allá:

A veces alguien nos habla y estamos en nuestro mundo, nos pasa más de lo habitual, oimos y no escuchamos.

Comemos y no saboreamos.

Vemos pero no observamos

Tocamos pero no sentimos.

Hablamos y no expresamos.

Espero que esta corta entrada nos haga reflexionar sobre el uso que se le da a los sentidos y sobre el sentido de nuestra vida.


SINTAMOS MÁS¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

2 comentarios:

Marta dijo...

Cuánta razón tienes.
a veces ni nos damos cuenta, estamos acostumbrados a hacerlo todo muy deprisa, y cuando acabamos de hacer algo, buscamos enseguida más cosas que hacer.
Creo que, en general, hay que vivir más despacio, y centrarse más en el momento presente. Así sí que se vive MÁS, haciendo menos cosas y sintiéndolas de verdad. Hay que practicar para aprender a vivir así.

Un saludo

Marta dijo...

Un pequeño relato, para que nos paremos a sentir y a pensar, y nos recreemos con calma, un ratito al día, o más, en lo bueno que tenemos en la vida:

El poeta Bilac de encontró un día por la calle a un amigo suyo dueño de un pequeño negocio que le dijo:
“Señor Bilac, quiero vender mi casa, que usted conoce tan bien. ¿Me podría redactar una nota para el periódico?” Olavo Bilac tomó lápiz y papel y escribió:

“Se vende una encantadora propiedad en la que cantan los pájaros al amanecer en las extensas arboledas que la rodean. La casa está bañada por el sol naciente y ofrece la sombra tranquila de las tardes en el balcón. Está rodeada por las cristalinas aguas de un hermoso riachuelo y todo es paz en su entorno”.

Algunos meses después, el poeta se encontró con el comerciante y le preguntó si ya había vendido su casa.
"No volví a pensar en ello", dijo el hombre. "Después de leer varias veces su nota en el periódico me di cuenta de la maravillosa casa en la que vivía."