viernes, 21 de noviembre de 2008

"Decálogo” sobre un buen centro escolar

La escuela es un lugar de trabajo, donde los profesores/as y los alumnos/as aprenden. Las buenas escuelas deben servir para que estos dos colectivos crezcan, por lo tanto tengan en común un clima de aprendizaje.

Desde el momento en que la sociedad comienza a darle importancia a los temas educativos, ya se está avanzando, lo primero para solucionar un problema es hacerse consciente de él. Además para llevar a un buen término un proceso, con unos buenos resultados, es también necesario ser consciente de una serie de pasos, reglas o cuestiones sobre las que hay que trabajar, esa seria de reglas pueden ser muy diversas y tocar muchos aspectos y factores que influyen o intervienen en la educación.

En este breve artículo intentaré tocar algunas de las más importantes cuestiones, sobre las que todos los agentes que intervienen en la educación deben de ser conscientes:

- Proporcionar un buen medio: En un centro educativo debe existir un medio en el cual se facilite y se estimule el crecimiento del alumnado, un centro optimista. Esto quiere decir que se deben de tener altas expectativas, con respecto a todos los miembros de la comunidad educativa, al igual que las leyes educativas. Un centro en el que haya un compromiso total con los derechos humanos, la calidad, la justicia y la equidad. Este medio también debe ser democrático, al igual que la sociedad que nos rodea.

- Respeto mutuo: La escuela debe permitir que exista un respeto mutuo, una preocupación por el resto de integrantes de la comunidad educativa, tanto por sus opiniones como por sus valores. Se debe fomentar un clima que evite los conflictos solucionando los mismos cuando aparezcan mediante el debate y la discusión.

- Formación plena: Un buen centro debe formar a los estudiantes no solo en sus capacidades intelectuales, también en las afectivas, morales, físicas…. teniendo todas las misma importancia. Esto puede parecer chocante a muchas personas, probablemente no todo el mundo opine que los profesores deben formar también personas, pero la L.O.E (Ley Orgánica de Educación), en el Capítulo I del Título Preliminar habla de los principios y fines de la educación, es de aquí de donde salen estas cuestiones fundamentales. Desde mi punto de vista todos los ciudadanos/as que tengan a sus hijos en un centro educativo, deberían leerse esta ley o la ley vigente en cada momento, de esta forma podríamos llegar a un entendimiento mutuo mucho mejor del que existe actualmente.

- Participación plena: Se debe de fomentar la participación real de todos los miembros de la comunidad educativa. Esto no solo se puede hacer de una forma formal, se deberían fomentar otros ámbitos de comunicación y relación.

- Trabajo en colaboración: Trabajar por unos objetivos comunes, entre el alumnado, el profesorado y los padres y madres, asumiendo cada uno de estos grupos su responsabilidad.

- Desarrollo emocional: Desarrollar la autoestima, la confianza y la responsabilidad social de los estudiantes. La escuela se debe estructurar como un entorno familiar y acogedor, en el que cada individuo pueda desarrollar su identidad, sin temor y en plena colaboración con los demás.

- Relación con el medio: Está claro que el medio en el que se encuentre cada uno de los centros escolares, va a determinar en gran medida como se desarrolle en él la actividad educativa. Si se fortalecen las relaciones con este medio, se podrán acoger mejor las experiencias de los estudiantes, que proceden de ese medio en gran medida. Con esto también se podría intervenir en mayor o menor medida en los aspectos que están interfiriendo en una educación más completa y rica de los estudiantes.

- Sentido de comunidad común: Con el anterior punto se podría llegar a un sentimiento de proyecto o comunidad común, esta unidad frente al proceso de enseñanza puede claramente ayudar a que cada miembro haga su función de forma responsable.

- Valores en común: En un buen centro escolar, los valores han de estar en común, ser claros y hacer que todo el mundo se sienta identificado con los mismos, por lo tanto esto favorecerá a un sentimiento de orgullo hacia el centro, tanto por parte de los profesores/as, padres, madres y alumnado.

- Planificación curricular: Debe existir por parte del profesorado un trabajo riguroso y sistemático de planificación y coordinación curricular. Esto se debe de hacer de una forma colaborativa y tomando decisiones de forma compartida, con una perspectiva de experimentación, evaluación y revisión constantes. Esto con el actual sistema de destinos del profesorado, en el que no hay una continuidad muy grande en los centros de un mismo profesorado, es difícil de conseguir, por lo tanto sería tarea de las autoridades educativas. Se debería de establecer una estabilidad de destinos para que la tarea de la evaluación y de planificación curricular se pudiera aplicar de forma efectiva.

- Formación del profesorado: Existencia de oportunidades para la formación de los docentes a través de programas externos o desarrollados en el mismo centro y que estén en relación con las necesidades de la escuela en la que los docentes hacen su función educativa.

Todos los integrantes del proceso educativo, incluyendo la familia, deberían de conocer los diferentes tipos de escuelas que han existido a lo largo de los últimos años, actualmente los tipos de escuelas con las que nos encontramos en uso son las escuelas democráticas y las escuelas eficaces. Se entiende por escuela democrática

En España, aunque con las últimas leyes y en los últimos años esto ha mejorado enormemente, la idea de centro como lugar de cambio nunca ha tenido una gran tradición, debemos avanzar hacia esto y desde mi punto de vista creo que estamos en el camino. Se deben de hacer muchos cambios y muchas mejoras para llegar al nivel de otros países de Europa.

Una herramienta de medición es el informe PISA, esta prueba es una batería de preguntas sobre las diferentes materias en los distintos niveles educativos de los diferentes países europeos. Muchas veces estos datos se malinterpretan y se comparan con países como Noruega, que siempre se sitúa entre los primeros puestos.

Pues bien, analicemos la situación rápidamente mirando lo que pasa en este citado país y que cada uno lo compare con la situación en nuestro país: los profesores son considerados una institución, con un respeto y una admiración por el resto de la sociedad, hubo un pacto político en que los grandes partidos se comprometieron a llegar a una estabilidad en las leyes educativas, la formación del profesorado es enorme y el estado dedica un porcentaje elevadísimo del PIB a la educación.

Viendo estas características, podríamos hablar largo y tendido sobre los intereses que puede tener un gobierno o no, de dar una educación alta o baja a la ciudadanía, debemos mejorar en infinidad de cuestiones, desde mi punto de vista estas serian las principales mejoras a realizar:

-Estabilidad del profesorado: El órgano competente en materia de educación debería de ser capaz de mantener una estabilidad en los claustros de los centros, es inconcebible que en ciertos centros haya un cambio de hasta el 50% del claustro cada año.

-Formación del profesorado: La formación actual en las carreras de origen del profesorado, hablo de formación pedagógica, es escasa y el reciclaje se debería de favorecer desde la administración, aún así el profesorado tiene que ser responsable y asumir parte de las responsabilidades de su propia formación.

-Compromiso y respeto de los padres y madres: Los padres y madres del alumnado deberían de ser más colaborativos/as en el proceso de enseñanza-aprendizaje, y no solo preocupándose cuando el alumno/a no supera una materia, no todos los padres y madres hacen esto, pero una gran mayoría actúa de esta forma. Hay poca conciencia de respeto al profesorado por parte de la sociedad

-Fomentar relaciones fluidas: Este punto es importantísimo, para que se cumpla una participación plena, un sentido de unidad, unos valores en común, participación plena y un trabajo en colaboración. En general se ve una falta de comunicación grandísima en todos los ámbitos de la sociedad, claramente esto también se refleja en la escuela, todo podemos ayudar a alcanzar este punto.

-Tomar conciencia del desarrollo moral en la escuela: Los padres y madres deberán ceder en este territorio parte del protagonismo a los profesores, pero muchos de los padres y madres piensan que este desarrollo solo les corresponde a ellos. Y la gran mayoría del resto de padres y madres dice que eso es asunto solo de los profesores…

-Función pedagógica de la evaluación: No se debe de olvidar el profesorado, los padres y madres de la función didáctica y pedagógica de la evaluación. La evaluación no solo sirve para etiquetar al alumnado, para poner una nota a su conocimiento, sirve para evaluar el conocimiento, el proceso y el resultado. Debemos usar esta recogida de datos que es la evaluación para mejorar la programación de las materias y como proceso de aprendizaje también de los profesores.

-Coherencia en el análisis de datos: Son muchos los medios de comunicación en los que aparecen noticias sobre la educación, contertulios y otra serie de personajes criticando el estado actual de la educación en España, gente que no tiene una perspectiva del tema opina haciendo mucho daño, lo que hace un flaco favor a la reputación del sistema educativo. En cuanto al fracaso escolar, el cual sube lejos de bajar, cosa que no debe de catalogarse como malo necesariamente ya que podemos analizar con rigurosidad y brevemente estos datos; en los últimos años, el tiempo de escolarización ha subido desde los 12 años de edad hasta los 16. Claro… antes no había tanto fracaso, pero es que no llegaban a la educación secundaria obligatoria ni el 30% de los alumnos/as, o sea llegaban los mejor preparados o los que se lo podían permitir. Ahora nos quejamos en que casi el 30% de los alumnos fracasan, pero es que estudian la educación secundaria prácticamente el 100% de la población hasta los 16 años.

-Mejorar la relación de las cinco dimensiones: En la educación nos encontramos con cinco dimensiones, dimensión estructural, cultural, relacional, procesual y la dimensión del entorno, contexto y medio. Todo proceso educativo ha de ser consciente de estas dimensiones y de relacionarlas entre sí, teniendo en cuenta la identidad y diversidad del alumnado, sin discriminación por las situaciones individuales pero teniéndolas en cuenta para adaptar el proceso a cada sujeto.

En España en los últimos tiempos estamos caminando con una dirección, dejemos construir y valoremos este avance como positivo y construyamos entre todos un futuro mejor, ya que una educación de calidad supone un futuro de calidad, lo que hoy construimos sobre la educación serán los fuertes cimientos del futuro.

1 comentario:

Marta dijo...

Me ha gustado tu artículo, y estoy de acuerdo contigo en que vamos por el buen camino, cada vez las leyes se acercan más a lo que la sociedad demanda de la educación. Si comparamos las leyes de hace unos años con las actuales se ve claramente. Estaría bien que, como dices, las familias del alumnado se leyeran las leyes de educación, para conocer cómo es el sistema educativo actual y poder valorarlo.

Saludos.