miércoles, 19 de noviembre de 2008

El refuerzo positivo mal aplicado

Según los principios de la teoría conductista, si queremos que una conducta se produzca más a menudo, una buena forma de conseguirlo es premiarla (aplicar un refuerzo positivo). Es muy fácil y lógico.

Si queremos que un perro nos dé la patita, le daremos un poco de comida cada vez que lo haga, y así el animal aumentará el número de veces en que realice la conducta.

Si queremos que una niña haga los deberes, la podremos reforzar halgándola cuando lo haga, o dándole un beso, o dejándole jugar media hora a la consola una vez que los haya acabado.


Y si queremos que los ladrones/as y delincuentes le caigan simpáticos/as al público, que sean aplaudidos/as, y que incluso lleguen a ser considerados ejemplos a seguir, y no a evitar, lo que podemos hacer es invitar, por ejemplo, a Mario Conde, Maite Zaldívar, Roldán, Julián Muñoz... a programas de televisión, y pagarles muy generosamente las entrevistas, reírnos y aplaudirles, por contarnos cómo nos han robado el dinero. Así estaremos aplicando refuerzo positivo puro y duro a unas conductas totalmente rechazadas por la sociedad y las leyes.


¿Incoherente? No, amigos y amigas, ésto es la televisión, donde todo vale por subir la audiencia y crear polémica.

Ellos/as critican, juzgan, perdonan, excusan, reparten premios y castigos... Son los/as periodistas del corazón, los nuevos dioses y diosas que deciden sobre el bien y el mal, sobre quienes son malos y buenos, a quién se le perdonan sus fallos y a quién no, estando ellos/as por encima del bien y del mal.

Son esos individuos/as a los que veréis en televisión (a cualquier hora, mañana, tarde o noche) explicando con aires de gravedad e importancia, entrecerrando los ojos, alzando la frente y acentuando bien sus palabras : "he hablado esta mañana con /Julián Muñoz/Belén Esteban/Ana Obregón/o cualquier otro/a "súperfamoso/a" y me ha contado que...(cualquier chorrada sin importancia, que si nos cuenta el vecino ni nos acordamos de ello a las dos horas)".


Ellas y ellos se tragan sus escrúpulos y dignidad (si aún tienen de eso) y colaboran en el circo más bochornoso de la televisión. Ellas y ellos (y sus directivos/as, y quienes ven atentamente estas entrevistas) hacen del delito algo que merece ser pagado muy caro, pero no con prisión, si no con dinero. Con más dinero del que la mayoría ahorraremos con toda una vida de trabajo honrado.










5 comentarios:

Sergio Prieto dijo...

É certamente preocupante a falta de ética e moral que se ve actualmente por aí. Pero o de que saias na televisión contando como lle roubaches cartos a media España ou contando o que antes se chamaba "vida privada" xa é algo que, dende o meu punto de vista, non podo entender, pois tod@s temos unha serie de vivencias que calquera persoa con decencia mantén no seu círculo privado: amig@s, familia, parella.
Saúdos a tod@s.

Marta dijo...

Yo pienso lo mismmo.
Creo que nadie debería ver este tipo de entrevistas, sobre todo a delincuentes, porque si tienen buenas audiencias, es posible que las televisiones entren en una espiral de inmoralidad todavía peor que la actual.
Me parece estupendo que haya personas que estén intentando parar este tipo de iniciativas para que no sienten precedentes.

Efraím Díaz dijo...

Creo que al citar a la panda de inútiles y ladrones "heroes" de este pais no has puesto a Jesus Gil.....

Lo que me alegra de todo esto es que como bien dices haya gente que intente parar este tipo de iniciativas, bien¡¡¡¡¡¡¡

Un beso a todos

Marta dijo...

Bueno, parece que al final la gente ha reaccionado, o a lo mejor no tienen interés en esta entrevista en concreto...

El caso es que el programa del viernes de Julián Muñoz en Telecinco (aún no es la entrevista millonaria, que parece ser que será esta semana),fue visto por 1,7millones de personas y no superó el 11,5% de cuota de pantalla. Julián Muñoz: el tercer grado se quedó por detrás de Callejeros y de ¿Dónde estás corazón?.

Marta dijo...

La entrevista a Julián Muñoz en Telecinco traspasó la barrera de los 2,5 millones de espectadores, cifra con la que se impuso a sus rivales. La entrevista que Jordi González realizó en directo al ex alcalde de Marbella fue vista por 2.672.000 personas y registró una cuota del 20,7%.

Sin comentarios...