viernes, 19 de diciembre de 2008

Un descansito

A veces, un@ necesita descansar. Hay días, semanas o meses que son agobiantes, hay tantas cosas que hacer, en las que pensar, tantas novedades, contratiempos, prisas, tantos asuntos a los que darle una y mil vueltas... que se acaba estresad@, nervios@ y con la sensación de que estás haciéndolo todo mal, o demasiado despacio, que no das llegado a todo y deberías poder hacerlo.
Cuando pasa eso, sé perfectamente que necesito descansar.

El cuerpo (y la cabeciña) pieden un respiro, para poder recargarse, desaparecer del escenario de los agobios y luego volver y funcionar mejor.


Esta semana fue de ese estilo. Y mañana empieza un curso que me interesa mucho, de psicoterapia musical, y es posible que no vuelva a tener ocasión de ir a uno parecido. Pero necesito descansar. El curso dura tres días, mañana y tarde. Eso significaría que no solo no descansaría el fin de semana, si no que tendría nuevas informaciones y asuntos en la cabeza (inscribirme, asimilar la información, conducir esos días hasta el lugar del curso y volver...) y empezaría la semana que viene sin haber descansado, y todavía con más nervios y ocupaciones en la cabeza.


Así que lo he puesto en esa balanza ficticia que tiene todo el mundo para cuando hay varias posibilidades de acción, y (con algo de pena) he decidido no ir. Hay cosas importantes y cosas urgentes (como bien comentan los compañeros/as blogueros/as en yoriento.com), y ahora necesito un descanso, más que los conocimientos (seguro que muy interesantes) que pueda adquirir en ese curso.
No se puede estar a todo, y a veces es más productivo quedarse quiet@ y respirar un poco de tranquilidad que moverse. Y el estrés prolongado causa problemas de salud, por lo que es mejor evitarlo cuanto antes.


Por lo tanto, me toca descansar y hacer un poco el vago, por decisión propia, desde dentro de tres horas hasta el lunes por la mañana. Y me va a venir de maravilla, porque la semana que viene va a estar liadilla, igual que ésta. Y porque llevo muchos meses sin vacaciones ni puentes.


Buen fin de semana para todos y todas, y disfrutad de la vida.
Y acordaos de parar y descansar de vez en cuando.

4 comentarios:

Yoriento dijo...

Marta, siempre habrá tiempo para psicomúsicas ;-)

Marta dijo...

Casi siempre lo hay ;-)
Es un tema de lo más interesante.
Un saludo!

Marta dijo...

Que bien me ha venido descansar, desconectar... y pasear por un lugar precioso, las fuentes del Miño en Fonmiñá.Ese sitio tiene algo especial.
Fijaos que casualidad: soñé con un sitio muy parecido la noche antes, sin haber estado nunca, y luego, de forma improvisada, fui a dar allí al día siguiente, que curioso...

Bueno, es increíble como puede cambiar el chip de cara al trabajo hacer un descansito y luego retomarlo.

Buena semana a tod@s!

Efraím Díaz dijo...

La verdad es que te espera una buena semanita y corta, espero que la disfrutes. besitos.