martes, 26 de mayo de 2009

Más corrupción en Sudamérica

"Si usted está viendo este mensaje es porque fui asesinado por el presidente Álvaro Colom..."

Así empieza un vídeo casero grabado por un abogado guatemalteco tres días antes de su muerte tiroteado. El vídeo debía hacerse público en caso de que, como este hombre sospechaba, fuese a morir próximamente asesinado. Y así fue.
¿Por qué? ÉL lo explica en el vídeo: denunció que tenía pruebas de que el presidente Colom y su esposa, con otros altos cargos de su gobierno, asesinaron al empresario Khalil Musa y a su hija por negarse a encubrir los sucios negocios de la esposa del presidente.
Éste abogado, Rodrigo Rosenberg, defendía la causa de Musa y encontró a los responsables de su asesinato. Pero le costó caro.
Ahora, las calles guatemaltecas salen a gritar, a pedir justicia, a intentar expresar con palabras un sentimiento unánime de rechazo profundo hacia la corrupción en su país. Y la Comisión Internacional contra la Impunidad intenta esclarecer los hechos y encontrar a los culpables.
Ojalá se haga justicia. Pero por desgracia, por vergüenza para el ser humano, en esta zona del planeta ésto ocurre con relativa frecuencia.

Y ojalá se acabe ya con la corrupción en Sudamérica. Es ya una plaga, un mal endémico causado en su mayoría por los países ricos y multinacionales, y secundada por mediocres y/o asustad@s polític@s y empresari@s que se unen a la explotación de recursos y personas a gran escala, para mantener el poder y el dinero.
Unos países tan hermosos y con tanto que ofrecer a sus gentes y al mundo entero no pueden estar inmersos en esta espiral de horror y violencia barata, y debemos ser conscientes de ello.

1 comentario:

Efraím Díaz dijo...

La verdad, es que estoy totalmente de acuerdo con el ultimo párrafo, son las multinacionales que intentan corromper a los dirigentes débiles de esos paises para manejar el destino de esos paises a su antojo. Un saludo.