miércoles, 24 de junio de 2009

Desodorantes y cáncer de mama

Hace tiempo que vengo leyendo informaciones sobre la relación entre el contenido en aluminio de casi todos los desodorantes y la aparición de tumores mamarios. Los peores serían los antitranspirantes, ya que, al no dejar salir el sudor, no permiten expulsar del cuerpo las toxinas que lleva éste, y entonces se acumulan en las axilas día tras día, contaminando a las células sanas.

El caso es que yo ya hace años que no uso este tipo de desodorantes por precaución (aunque cuesta encontrarlos sin este ingrediente), y he decidido publicar aquí algunas informaciones al respecto, por si a alguna/o de vosotras/os (los hombres también pueden padecer tumores en los ganglios mamarios, aunque es muy infrecuente) estáis interesadas/os en cambiar este hábito por precaución. 

"Un estudio de científicos de la Universidad de Keele (centro de Inglaterra) apunta la posibilidad de que el uso frecuente de desodorantes con efecto antitranspirante propicie la aparición de casos de cáncer de mama. Esa hipótesis, que publica en su último número la revista científica "Journal of Inorganic Biochemistry", es fruto de una investigación que los expertos llevaron a cabo con 17 mujeres a las que se les había sometido a una mastectomía en el hospital de Wythenshawe, en la localidad inglesa de Manchester.Los científicos hallaron en los tejidos mamarios elevados niveles de aluminio, sustancia que compone el 90 por ciento de los agentes antitranspirantes de la mayoría de los desodorantes que tratan de evitar la sudoración.
Además, los expertos observaron que las mayores concentraciones de aluminio, sustancia que estudios anteriores han relacionado con el cáncer de mama, se encontraban en la zona del pecho próxima a las axilas, en la que generalmente se aplica este tipo de productos y donde se detectan la mayoría de tumores de esta clase."


"Un estudio realizado por científicos del Reino Unido revela una posible asociación entre un producto químico que se usa en desodorantes y el cáncer de mama. Se trata de un tipo de parabeno, que se usa como conservante, según el trabajo publicado en la revista Journal of Applied Toxicology .

El parabeno se ha detectado como conservante en productos cosméticos, alimenticios y farmacéuticos. Si entra intacto en el cuerpo humano, puede depositarse en los tejidos grasos. El equipo científico fue liderado por Philippa Darbre, de la Universidad de Reading, en el Reino Unido, quien investiga los factores ambientales que inciden en el cáncer de mama. El 90% de los casos de este tipo de cáncer se deben a causas ambientales.

Se analizaron sólo 20 tumores de mamas. Y se halló la presencia de parabeno. "Este estudio demuestra que el parabeno puede ser encontrado intacto en la mama humana y esto debería abrir técnicamente un camino para más información detallada sobre el peso del parabeno en el cuerpo y en particular si las cargas en el cuerpo son diferentes en pacientes con cáncer de aquellos con tejidos normales", escribieron Darbre y sus colaboradores.

Teniendo en cuenta el escaso número de tumores analizados, los científicos estimaron que hacen falta más investigaciones para determinar si se debe seguir utilizando los parabenos en productos cosméticos, farmacéuticos y alimenticios. Consideran que se deberá aclarar mejor el vínculo con el cáncer de mama."

4 comentarios:

Nuria dijo...

No, realmente no parece muy científica esa conclusión, el estudio requiere más muestras y análisis para comprobar la fiabilidad.

Saludos

Nuria dijo...

Aunque sólo con pensar en lo que comemos........

Marta dijo...

Estoy de acuerdo en que harían falta muestras más amplias para darle fiabilidad y validez a las conclusiones, lo que no entiendo es por qué no se sigue einvestigando el tema, porque, aunque la muestra sea pequeña, los resultados son bastante interesantes como para intentar corroborarlos o desmentirlos. Y no he encontrado más estudios al respecto...

Un saludo!

Efraím Díaz dijo...

Si comemos mal imagínate lo que nos ponemos en la piel.

He leido en el libro de Kevin Trudeau, "no te pongas nada en la piel que no puedas comer". Y yo me pregunto ¿nos atreveríamos a comernos los desodorantes?