martes, 21 de julio de 2009

¿Corridas de toros sin sangre?





¿Perdería la tauromaquia su arte y su tradición si no culminara con la muerte del morlaco? (En España seguramente sí...)

La respuesta viene de la mano de la que parece ser la última moda taurina, las corridas incruentas. Dos conceptos que, a simple vista parecen antagónicos, están causando furor en Estados Unidos. La empresa Don Bull Productions, regida por Pedro Haces Barba, ha querido fusionar el arte del toreo con el respeto a la vida del animal y lo hace con unas corridas sin sangre en las que las banderillas y los rejones dan paso a la cinta adhesiva de velcro.

En un país sin tradición taurina como es Estados Unidos las corridas incruentas están creando su propio público, un modelo difícil de exportar a un país como España en el que la tauromaquia está profundamente enraizada en la tradición popular y el toreo es considerado un arte.

3 comentarios:

Efraím Díaz dijo...

Olé, nunca mejor dicho, ojalá se sustituya la actual costumbre de maltratar a los animales en este país, por algo como lo que mencionas en este artículo.

Marta dijo...

A mí también me gustaría, y a mucha másgente.
Pero me temo que l@s amantes del toreo nunca aceptarían esta modalidad, y son ell@s los que tendrían que tratar de incorporar el cambio a las corridas.
Por lo menos en otros países sí se está implantando.

Un saludo!

Nuria dijo...

No soporto los toros, ni me gustan ni entiendo su presunta filosofía artística, ni la valentía del torero, etc.

Solo veo un animal asustado, que no pidió estar ahí, al que torturan poco a poco clavándole unas banderillas para que se desangre poco a poco.

Pero no creo que sea tan fácil erradicar esta costumbre, lamentáblemente.

Un bico