miércoles, 29 de julio de 2009

Gripe porcina 1976, la vacuna y sus efectos


Ya en 1976, ante un brote de gripe porcina entre los reclutas en la la base militar Fort Dix, Nueva Jersey, se inició una campaña masiva de vacunación.

A las pocas semanas de comenzar el proceso, se le atribuyó a la vacuna haber causado decenas de muertes y más de 500 casos del síndrome Guillain-Barre, una enfermedad que afecta los nervios del cuerpo y que ocasiona debilidad muscular, dolor e incluso parálisis de los músculos faciales, del tórax y de las piernas.

El 21 de diciembre de 1976, el New York Times calificaba como, un fiasco, una debacle, un error espantoso, un Vietnam médico, el invento de una epidemia de gripe porcina.

Bajo la administración de Jimmy Carter en 1977, el nuevo secretario del Departamento de Salud, Educación y Asistencia Social, Joseph Califano, levantó la moratoria impuesta el 16 de diciembre de 1976 y recomendó reanudar la vacunación, esta vez sólo a grupos de alto riesgo. Entre ellos, a razas y grupos étnicos minoritarios.

Como grupo étnico minoritario de alto riesgo, miles de niños puertorriqueños a principios de 1977 fueron obligados a participar en un proceso de inmunización, a sabiendas de que la vacuna era defectuosa.

Hay una guerra contra el sistema inmunológico humano y está siendo librada por eugenistas.

Ya en 1976 nos invadía el pánico con las publicidades sobre una pandemia Porcina.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Uno/a ya no sabe lo que es peor o el remedio o la enfermedad, que triste.
Cómo manipulan la población...