martes, 15 de septiembre de 2009

A lavandeira da noite (Mito gallego)

A lavandeira da noite

Era unh
a noite de lúa,
Era unha noite clara,
Eu pasaba polo río,
da volta da muiñada!
Topei unha lavandeira
Que lavaba ó par da iagua

Ela lavaba no río,
E unha cántiga cantaba:
Moza que ves do muiño,

Moza que vas pola estrada.
Axúdame a retorcer
Miña sábana lavada.
Desaparece a lavandeira

Como fumeira espeirada
Onde as sábanas tendera

Poza de sangue deixara!
Era unha noite de lúa,
Era unha noite clara




"A lavandeira da noite" es una canción escrita sobre una leyenda gallega (preciosa la versión de Carlos Nuñez y Noa, por cierto) que habla de unos seres que aparecían por las noches en los lavaderos publicos y pedían ayuda para quitar las manchas de sangre de unas sabanas, manchas que nunca se iban.

La "lavandeira" de la canción, entonces, no es una mujer cualquiera , como se puede creer de entrada al escuchar la canción, si no que es un ser perteneciente a la mitología gallega. La "lavandeira" de Galicia se parece mucho a la figura sobrenatural que la céltico irlandesa "washer woman at the ford" que aparece en un regato lavando armas, armaduras y ropas ensangrentadas del guerrero cuya muerte presagia. Se dice que aquel que intentaba ayudarlas, desaparecia para siempre...

4 comentarios:

Efraím Díaz dijo...

De donde vendrá esta leyenda, es común su origen o surgió en las dos culturas sin contacto entre ellas. Supongo que tendrá un origen común, aún más antiguo seguramente del que se le atribuye.

Bonita entrada.

Nuria dijo...

Se lo voy a leer a mi abuela, seguro que le sirve de motivo para contar alguna historia de as que oía de niña en la aldea.
Leyendas, siempre tiene su encanto ¿verdad?

Bicos

Marta dijo...

Hola Nuria!
Seguro que te cuenta algo interesante, las abuelas siempre tienen mucho que enseñarnos...
A mí las leyendas gallegas me encantan, no lo puedo evitar, me parecen preciosas, y en cierta manera a veces me hacen recordar algo, es como si nos conectaran con el inconsciente colectivo de los pueblos del que hablaba Jung, y nos hiciera acordarnos de lugares y de seres que ya conocíamos sin saberlo.

Besos!

Marta dijo...

He visto en Asturias, este fin de semana, un ser análogo a la lavandeira (era una figurita en una tienda, no la vi en realidad). Le llaman llavandera y se dice que es una anciana malhumorada que lava la ropa en los ríos, y que, si hay un incencio, rescata de las llamas a niñ@s y ancian@s.