viernes, 9 de octubre de 2009

Obama premio nobel de la paz 2009


Lo que me faltaba por ver, si alguna vez tuve dudas de que estos premios fueran una decisión política, pues ahora le dán el nobel a Obama, el mismo presidente que aún mantiene una guerra en Afganistán...

Espero que haya muchas personas más dignas de este premio en el mundo que Oabama.
Recordemos que ya fue dado a otro presidente americano a Jimmy Carter...

Sin palabras...

4 comentarios:

Marta dijo...

Coincido contigo. Aunque es cierto que Obama representa sin duda un cambio de rumbo a mejor en EEUU, quienes le han concedido el premio saben sin duda de sobra que EE.UU. es el poseedor de los mayores arsenales de armas nucleares de destrucción masiva del mundo.
Y que EEUU,Rusia, Alemania, Francia, Reino Unido y China, son los principales vendedores de armas del mundo.
Además, el primer consumidor mundial de armamento es Estados Unidos, con 48 por ciento de lo invertido a nivel mundial.
Y Estados Unidos se gastó el pasado ejercicio más de 52.000 millones de dólares en mantener vivo todo el potencial de su armamento nuclear, que ahora mismo se sitúa en algo más de 5.000 cabezas nucleares...

En fin, que seguro que hay quien merece más ese premio que el presidente de este país.

Efraím Díaz dijo...

Que vergüenza de cifras. Gracias Marta por ilustrarnos.

Un beso.

Millán Fernández dijo...

Estou dacordo con vos.

Como penso que xa sabedes, son un obamista declarado de primeira hora, pero pareceme certamente excesivo que lle concederan este premio tan pronto.

E certo que os principios e valores que ven defendendo van polo bo camiño. Dende o multilateralismo, o diálogo, a aposta pola desnuclearización, etc...pero todo esto demostrase con feitos, non con palabras.

Si de verdade axuda a construír un mundo mellor e axuda a resolver conflitos ó longo do seu mandato sería merecido, pero en menos dun ano non se pode ser merecedor de tal distinción...

Pero bueno, tendo en conta que un carniceiro como Henry Kissinger tamén o ganou, chego á conclusión de que este premio non é ningún honor.

Efraím Díaz dijo...

Me gusta tu conclusión final Millán. Un saludo.