viernes, 13 de noviembre de 2009

El misterio del Castillo de Coral

Os voy a contar una historia fascinante que escuché anoche.

Hay en Florida una enorme construcción, de más de 1.100 toneladas, de roca de coral.
Se compone de enormes bloques, monolitos, y extrañas figuras, que a simple vista parecen no tener sentido, pero que hoy se sabe que esconden significados antiguos, profundos y ocultos, que todavía se están descifrando, hay quien lo relaciona con la masonería, y hay quien va más lejos y habla de antiquísimos conocimientos astrológicos que darían sentido a la obra.


Sea como sea, hasta aquí, no tiene mayor misterio la cosa, si no fuera porque esta construcción megalítica la realizó un solo hombre,sin máquinas, y durante las noches, a lo largo de 20 años. Es algo inconcebible, pues en su construcción hay rocas de tamaño mayor que el de los bloques de la Gran Pirámide de Egipto, y un solo hombre fue capaz de moverlos todos, sin que los vecinos advirtiesen en ningún momento, a lo largo de años, la presencia de ninguna máquina, grúa, o ayuda mecánica de ningún tipo.



El interior del Castillo de Coral (o el Parque del Portón de Roca, como él le llamó), es en si mismo una exquisita obra de alto valor artístico: Juegos de mesas y sillas de jardín de coral, escaleras y relojes de sol con precisión de minutos son algunas de las maravillas presentadas al visitante del castillo.

Nacido el 10 de Agosto 1887 y tras un fracaso amoroso (según cuentan, quizá para darle romanticismo a la historia y hacerla más mundana. Yo creo que tiene un significado más misterioso y trascendental.), Edward Leedskalnin partió desde su Letonia natal hacia los Estados Unidos, a la edad de 26 años. Instalado ya en Florida, y con sus 45 Kg. y 1,50 metros de estatura, Edward fue capaz de realizar una de las hazañas más impresionantes de las que hay evidencias concretas e innegables.
¿Cómo lo hizo? Cuando le preguntaban, él se limitaba a decir que conocía los secretos de la gravedad y el equilibrio. Decía que un estudio sobre los campos magnéticos terrestres y la energía le permitieron vencer las normas establecidas de gravedad y equilibrio, llegando a usar las mismas técnicas empleadas en la construcción de las pirámides de Egipto.

Edward Leedskalnin, además, expuso en diferentes tratados, teorías poco convencionales acerca del magnetismo terrestre y su relación con la energía corporal.

Evidentemente, estos estudios sobre descubrimientos de leyes que rondaban entre lo científico y lo sobrenatural nunca fueron tomados en serio por los científicos conservadores.
Pero ni siquiera ellos/as pueden negar que en un lugar de Florida, a 50 Km de Miami, más de 1000 toneladas de roca y coral se yerguen formando una estructura colosal, y que nadie de la zona fue capaz de ver, a lo largo de 20 años, cómo fue construída.

2 comentarios:

Efraím Díaz dijo...

Jo, que interesante, supongo que tu fuente fue la Rosa de los Vientos, jeje. Gracias por compartirlo, me ecanta estas historias y leyendas que rompen los moldes de todo lo establecido.

Igual el hombre este sabía como ablandar la piedra.

Nuria dijo...

Qué historia más curiosa...no la conocía.

Bicos