jueves, 12 de noviembre de 2009

Medicina privada vs medicina pública


Hay un dilema que ultimamente me estoy planteando gracias a las decisiones americanas en el sentido médico.

¿Medicina pública o privada?

Los críticos de la sanidad pública postulan que socializar los precios de la salud cultiva una mentalidad de "todos pagan, yo me beneficio", y anima a los participantes a exigir el cuidado más caro (y más frívolo en muchos casos) disponible. El cuidado sanitario no es distinto de cualquier otro servicio, excepto que requiere tanta inversión - en educación, tecnología y tiempo - que tiene que hacerse bien. El cuidado sanitario es demasiado necesario e importante para confiarse a una única institución, especialmente una tan orgullosa, llena de sí misma e ineficaz como el gobierno. Esto puede verse en las listas de espera, que no son sólo un problema de los españoles sino que forma parte de todo sistema de medicina gratuito.

De todas maneras, ante el pésimo suministro de la sanidad pública se están abriendo variantes desde el sector privado. Un ejemplo es el de los planes sanitarios a nivel o medida,donde se puede elegir de entrehasta dos docenas de planes.

"Vivius", una compañía sanitaria de elección del consumidor radicada en Minneapolis, ha desarrollado una aplicación web "construya su propio plan de salud". A través este programa, los patronos pueden ofrecer elecciones, impulsando así la implicación del empleado al elegir su nivel de cobertura, su aseguradora, y sus pagos de entrada y mensualidades.

De igual manera, Hewitt Associates, una importante firma consultora, tiene un plan de salud "Hágalo usted mismo" que da más opciones a los empleados que lo suscriben.
Con ventajas en la ciencia médica y las opciones de tratamiento, la demanda de planes de elección personal sólo puede crecer.

En respuesta, los legisladores deberían ajustar las polítcas que gestionan el sistema sanitario para animar la elección personal y la competitividad,permitir a los particulares adquirir planes de salud que sean de su elección.

Personalmente me siento desplazado del sistema de salud que me cubre y por el que pago, muchísimo dinero al mes, mi opción sería usar la homeopatía como medicina de familia y la medicina alopática para operaciones quirúrjicas. Actualmente estoy pagando de forma privada la medicina homeopática y de forma pública el sistema que no uso ni usaré en su totalidad.

El problema es que el tema sanitario es de mucha sensibilidad social. Ningún gobierno parece ser capaz de abordarlo con soluciones realmente efectivas. Sin embargo, de hacerlo, lo primero que debería hacer es mirar al "mercado".

La necesidad está en la calle, pero no tiene ningún sentido que sanidad pública y privada compitan. La relación entre ambas debería ser de colaboración. Y es que el hecho de ser privado, no debería implicar trabajar con recursos propios. Debería plantearse la unión de recursos que permitan ofrecer tanto al público como al privado un mejor servicio.

Pero seguimos teniendo un problema clave: la financiación. Las medidas de incremento de la financiación son inevitables. Pero no tiene por qué ser por la vía de la ampliación de la vida laboral. Atendiendo a la renta de la población, las medidas de copago pueden ser muy viables.

La sanidad pública no es un gasto opcional en España, sino que religiosamente todos los meses salen unos euros de nuestras nóminas para sufragar el servicio sanitario. En otros países, se tiene la opción de elegir el seguro sanitario que se prefiera o, incluso, no tener ninguno (eso sí, mejor no coger ni un resfriado). Por contra, la sanidad privada tiene un coste medio de unos 50€ por persona, salvo en aquellos casos que se ofrece como contraprestación en especie en el trabajo, o se está sujeto a algún tipo de convenio colectivo.

Creo que el peso de la opinión del estado en materia salud es muy elevado.

¿Debe tener el Estado mayor o menor injerencia en la salud?


Fuentes:
http://www.econosfera.com/sanidad-publica-vs-sanidad-privada-42737
http://www.saniline.com/sp_DescargasPublicas.asp?id=82
http://www.papaenapuros.com/sanidad-publica-vs-privada/
http://quiron.wordpress.com/2007/01/22/sanidad-privada-vs-sanidad-publica/


3 comentarios:

Marta dijo...

Muy buen artículo.
Estoy de acuerdo con que no es justo que quienes no quieran usar la medicina que escoje el Estado por defecto tengan que pagar lo mismo cada mes que quienes solo usan este servicio. En un tema tan importante, tan básico, era necesario ser más flexibles a la hora de ofrecer los servicios sanitarios, quienes pagan deberían poder elegir algunos de los servicios que quieren recibir, por ejemplo, como dices, la homeopatía, la acupuntura, o la psicología (de calidad, no que te den vez para dentro de seis meses, y tengas consulta con el psicólogo/a cada 3 meses, como le ha pasado a gente que conozco. Así, es imposible mejorar ningún trastorno psicológico)
Deberían entrar por las seguridad social, aunque sea en parte, algunos tratamientos y medicamentos que el Estado Español no considera en los servicios que ofrece la sanidad (en otros países sí se contempla y se paga una parte de este tipo de tratamiento para quienes lo quieran elegir).

Para mí, lo ideal es que el Gobierno tuviera unos servicios fijos y universales, y a mayores, permitiera a cada usuario/a (y pagador/a) una cierta libertad para escoger qué otros servicios quiere incluír.

Me quedo con lo de que "pero no tiene ningún sentido que sanidad pública y privada compitan. La relación entre ambas debería ser de colaboración."

Marta dijo...

Enlace digno de leer y bien documentado si te interesa el tema:

http://rillotinspanish.com/2009/09/10/nota-breve-sobre-la-sanidad-espaola/

Efraím Díaz dijo...

A mi también me gustó mucho esa frase Marta, jeje, colaboración.

Le voy a echar un vistazo a ese enlace y luego te cuento.

Un besito.