viernes, 13 de noviembre de 2009

Políticos sin estudios


El actual ministro de Fomento intentó en dos ocasiones licenciarse en Derecho, pero no lo consiguió y no ha concluido sus estudios ni por la universidad de Santiago de Compostela ni por la UNED. Hablo de José Blanco.

Celestino Corbacho i Chaves tampoco ha finalizado sus estudios.

José Montilla, se matriculó pero nunca terminó tampoco.

La característica de políglota no es la que más domina entre la clase política española. De sobra es conocido que José Luis Rodríguez Zapatero sólo habla un "poco" de francés, el mismo idioma que estudió el líder de la oposición, Mariano Rajoy. El presidente del PP admitió recientemente que no habla inglés, al igual que Felipe González y José María Aznar.

Aznar ha «vuelto a las aulas» tras dejar el Gobierno y ahora "habla" inglés, italiano y francés. En los tres idiomas "se defiende muy bien" e incluso se atreve a dar conferencias en dichas lenguas, que me da la risa...

Los que más saben:

Uno de los políticos españoles que más idiomas domina –algo normal en la carrera diplomática– es el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, quien habla inglés y francés y tiene conocimiento de otros como el serbocroata y el árabe, como consecuencia de sus misiones como enviado especial de la UE.

A Moratinos le superan, no obstante, dos históricos políticos: Manuel Fraga, con siete idiomas (francés, inglés, italiano, alemán, portugués, gallego y euskera), y Jordi Pujol, con cinco (catalán, francés, inglés, alemán e italiano).


Patxi López no terminó la carrera de ingeniero, según las últimas informaciones.

3 comentarios:

Marta dijo...

Ya se ha comentado por quí alguna vez: a los políticos/as se les debería exigir un mínimo de formación, aunque no sea por ley, sí que dentro de su propio partido, se debería escoger a los candidatos/as a presidente/a y a los altos cargos con una formación media o superior, y con, mínimo, 2 idiomas.

Es que es bastante triste que muchos/as pensemos que hay demasiados políticos/as que tienen menos formación e inquietudes académicas que quienes friegan sus escaños en las Cortes.

Efraím Díaz dijo...

Si desde luego, totalmente de acuerdo contigo, muy triste... que para manejar el dinero de tod@s no se exija ni una titulación adecuada al cargo y funciones que van a desempeñar.

Un beso¡¡

Nuria dijo...

¿qé podemos esperar de ellos?
Entiendo que la formación ayuda a tener una cultura más amplia, y por ello una visión y preparación mejor...
Debería ser obligatorio para desempeñar un cargo público de este tipo desde luego.

Bicos